¿Han soñado alguna vez con fabricar sus propios kits? ¿Se imaginan lo complejo que puede llegar a ser? Bueno, Jesús Gómez de Cromätica Models nos cuenta lo que significa ser un productor en España. En esta entrevista, Jesús nos entrega su visión del maquetismo fantástico, comparte detalles de su proyecto y de la industria maquetista en general. Los invito no solo a leer, si no que a apoyar a esta interesante iniciativa.

Cuéntanos un poco acerca de la historia de Cromätica Models ¿Quiénes son, cuándo se fundó y donde están ubicados geográficamente?

Veamos, la idea de Cromätica surgió un poco por casualidad. Hace unos años adquirí por Ebay un kit y como resultado de aquello el vendedor y yo iniciamos una relación de confianza que fue creciendo poco a poco. Hablábamos de marcas, modelos, de la situación del mercado, y comentábamos medio en broma medio en serio qué maravilloso sería diseñar y lanzar al mercado tus propios modelos. Un buen día, Jiang, me comentó que estaba pensando dejar la tienda de lado, para dar un paso más allá y fundar su propia marca de maquetas. Él sabía que yo me dedicaba profesionalmente al diseño web y me pidió ayuda para temas de branding y otros elementos gráficos mientras se lanzaba al modelado de sus primeras referencias.

Paralelamente, por aquel tiempo yo había entrado en contacto con José García, un ingeniero aeronáutico que en sus ratos libres diseñaba aparatos de los que hacía renders que luego vendía a editores de libros de fantasía, amante de las maquetas y que también fantaseaba con la posibilidad de crear kits a partir de sus diseños.

Yo por mi parte, buscaba un aliciente más a mi carrera profesional. Soy diseñador web, pero francamente, me apasiona más el mundo del hobby. Así que de la conjunción de las tres situaciones surgió la idea de sacar un proyecto común entre todos.

Así surgió Cromätica Models. Tres personas con un interés común y mucha afición por el modelismo.

Según he podido leer en la página de Facebook, el concepto que buscan desarrollar es una serie de maquetas de vehículos ficticios bajo el contexto de la segunda guerra mundial, cuéntanos un poco sobre eso. ¿Cómo se gesta la idea y como se deciden a orientarlo al maquetismo?

Desarrollar un kit histórico y hacerse un hueco en el mercado es realmente complejo. Además de las dificultades técnicas y la investigación necesaria para sacar un kit creíble acorde con el estándar actual, cualquier empresa grande puede lanzar el mismo kit cargado de extras y si eso pasa te quedas fuera, pierdes lo invertido y se acabó el sueño.

Así que empezar por aquí no era una opción. Simplemente era mejor optar por un diseño que estuviera sujeto a propiedad intelectual para evitar plagios del modelo. Esto obviamente no ocurre cuando hablamos de vehículos que están en museos. Cualquiera puede lanzar un kit de ellos.

Por otra parte, también veíamos que existe un número cada vez mayor de maquetistas que vienen del wargame, que disfrutan mezclando fantasía con capítulos históricos, y que están iniciando una nueva línea dentro de este hobby.

Cuando vas a un certamen te encuentras con cada vez más con este tipo de obras. En líneas generales es como si el modelista estuviera un poco cansado de ver siempre las mismas referencias y buscara una vuelta de tuerca más con la que destacar. De otro modo, sólo compiten en pintura, técnica y en fidelidad histórica. Esto mismo lo comentaba hace un par de años con Carlos Cuesta, socio de Mig Jiménez.

Como no todo el mundo tiene la habilidad de las grandes figuras del modelismo, ni el tiempo ni el dinero para llevar la exactitud del kit hasta el paroxismo, ha surgido un sector de aficionados que simplemente ha decidido hacer lo que realmente tiene sentido, que no es otra cosa si no disfrutar del hobby. Para ello han tirado por la vía de en medio: la fantasía histórica.

En Asia este tipo de kits son relativamente habituales y en Europa hay modelistas que de un tiempo acá se están aficionando a ellos y pagan considerables sumas de dinero por hacerse con estas referencias a través de tiendas especializadas.

¿Así que por qué no intentar llegar a ese público? Hay que tener en cuenta, que en los inicios de todo proyecto modelístico la respuesta de los aficionados es siempre determinante para su continuación. Si metes la pata con tu primer kit puedes llegar encontrarte sin capacidad de maniobra. Así que entendemos que cuanto más abierto esté el producto mayor serán las opciones de éxito porque podemos llegar a un sector de aficionados más amplio. Por eso dar cabida a los entusiastas de la ciencia ficción y a los modelistas tradicionales era tan importante.

En este sentido, la Segunda Guerra Mundial es una etapa de la historia que da para mucho más de lo que se lee en los libros. Cuando indagas en estos temas descubres que las posibilidades para desarrollar una realidad alternativa son enormes. No estamos hablando de historias de esoterismo nazi, ni extraterrestres ni cosas por el estilo como algunos autores han hecho. Simplemente se trata de plantear un escenario alternativo aprovechando la situación política y militar junto con los avances tecnológicas que ya se estaban probando durante aquellos años, y que en muchos años venían del periodo de entre guerras.

Este es el escenario de partida para nuestros kits. Todo empieza con un ¿qué hubiera pasado si…?

Para maquetistas dedicados a temas militares o civiles puede sonar como una idea extraña. A pesar de esto, el concepto de historias paralelas es cada día más popular. ¿A qué tipo de maquetista está orientado Cromätica Models?

No estamos orientados a una clase específica de modelistas. Cualquier aficionado a hacer maquetas puede disfrutar de un kit de Cromätica. Al menos eso es lo que nos gustaría.

Sin embargo si nos hace especial ilusión que la historia que estamos tejiendo y que va por detrás del primer kit, guste lo suficiente como para dar pie a más modelos.

Para muchísimos, España hoy es el centro neurálgico del maquetismo. En particular la llamada ‘escuela española’ y la influencia de grandes figuras como Mig Jiménez son clave en esto. ¿Esto ha facilitado el desarrollo de una industria del maquetismo local?

En lo que a fabricantes se refiere y hasta lo que conozco, no.

España es puntera en el desarrollo de técnicas y productos relacionados el modelismo, como publicaciones especializadas, materiales para escenografía, pinturas y sets de efectos, pero no en kits.

Bajo mi punto de vista, esta es una asignatura pendiente. Es cierto que existen muchas pequeñas marcas que comercializan piezas en resina, pero casi todas ellas se dedican a figuras principalmente y muy pocas tocan la mejora o fabricación de vehículos.

Este hobby sigue siendo una afición minoritaria y para gente yo diría que muy especial. Es cierto que esto no es un factor determinante. Existen cientos de aficiones minoritarias que tienen su público y que mueven a muchísima gente, pese a lo que comúnmente se cree. Pero cuando hablamos de modelismo hay que resaltar el hecho de que crear los moldes para un kit en plástico es muy caro y aunque cuando hablamos de resina ocurre lo contrario hay que ser muy cuidadoso con la inversión a realizar. En igualdad de condiciones sala más rentable hacer moldes para juguetes de todo a euro que para un kit.

Quizás por esto, en España sólo han despuntado marcas que ofertan productos asociados al hobby, pero que no comercializan kits en sí. Comparativamente en mi país hay menos modelistas que en otras regiones de Europa y eso se nota a la hora de vender. No obstante, casas modestas pero valientes como MacOne y DeJuguete ofrecen algunos complementos muy interesantes aunque sin llegar a la facturación de otras marcas como Plus Model. Andrea lo tuvo difícil en sus inicios, y si mis datos no son erróneos, donde más venden en es en el extranjero, aún siendo una marca española. Para mí esta gente son, permíteme la expresión, verdaderos héroes en esta afición, ya que dedican verdaderos esfuerzos a hacerse en el mercado aún cuando los beneficios que tienen en el mercado local son más bien pequeños. Hay más componente de amor al hobby que otra cosa.

Creo que podría decir sin temor a equivocarme que cruzando los Pirineos cualquier pequeña empresa de kits en resina consigue sobrevivir medio decentemente, cuando aquí lo tiene un poco más difícil.

El clima es un factor importantísimo para que se de esta situación. Mientras aquí sobre todo en el sur, la gente es de actividades en la calle, en Centroeuropa el tiempo frío y húmedo, junto con las escasas horas de luz invitan más a actividades de ocio en casa, con lo que allí se ve más modelismo. Aquí, en cuanto hay un poco de sol, lo que apetece es estar tomando una caña en un bar o simplemente salir a que te dé el aire.

En este sentido es paradójico de que durante los últimos años, la evolución que ha experimentado las técnicas para este hobby nacieran en España de manos de autores dedicados a un hobby muy minoritario, y que posteriormente su descubrimiento por modelistas extranjeros, dieran como fruto empresas especializadas que viven principalmente de la venta de productos para el modelismo a aficionados fueras de nuestras fronteras.

Tal y como comenta Tomek Rogala, un aficionado polaco muy asiduo en Panzernet, un foro de modelismo español, hoy la mayoría de sus compatriotas aficionados al modelismo sólo usan productos de Vallejo, Mig Productos o AK.

Continuando con la idea anterior, imagino que la situación económica actual Española hace las cosas más difíciles ¿De qué forma la situación actual ha afectado a los maquetistas locales?

Pues obviamente ha sido negativo. Si un aficionado antes se compraba un kit o dos al mes, o le daba la vena compulsiva y caían referencias como si no hubiera mañana, a día de hoy casi todos se han vuelto más comedidos y se lo piensan dos veces antes de adquirir cualquier referencia. También hay que tener en cuenta que la proliferación de marcas, kits y productos que hemos experimentado durante los últimos años ha llevado al aficionado a digamos “especializarse” más porque no se puede tener todo.

Miran, buscan, rebuscan, comparan precios y lo mismo terminan por abandonan la tienda diciéndose que ya volverán la semana que viene. Es lo que se llama el fenómeno Showroom, en el que el aficionado va a la tienda a ver el kit en situ, para comprobar su calidad, pero después termina buscándolo en internet para ahorrarse unos euros. Esto a larga perjudica la salud del hobby. Al fin y al cabo en todos los certámenes el gran aliciente junto con el show son las tiendas. Si las abocamos a cerrar porque compramos el 80% de los kits en el extranjero, ¿a qué quejarse después?

No obstante, este es sin duda un tema espinoso que no puede tratarse a la ligera. Hay muchos factores que intervienen en ello, aunque todos tienen que ver principalmente con la economía. Si los precios aquí fueran más asequibles, y no hubiera tanta diferencia con el de las tiendas extranjeras el modelista apostaría por el comercio local en vez de buscar el producto fuera.

Por otro lado, sin embargo, se está dando un fenómeno que a mí me parece maravilloso de cara a la continuidad del hobby y es que últimamente están proliferando clubs de modelismo que antes no existían. Mucha gente que viene del universo Warhammer, al crecer se han decantado más por el modelismo puro y duro, y se han centrado en aprender técnicas de pintura y modificado de figuras. Hay gente con mucho talento en este ámbito, aunque aún no son lo suficientemente conocidos. Reunirse y compartir técnicas y herramientas hace el hobby más accesible, y los novatos al ver los resultados obtenidos en sus trabajos , se animan cada vez más.

En este sentido es probable que en los próximos años empiecen a escucharse nombres de nuevos pintores españoles que despuntarán por su calidad, destreza técnica y modo de entender la pintura. Los concursos cada vez tienen más figuras y el estándar es más alto en cada edición. Si no, al tiempo.

¿Y al negocio del maquetismo en general?

Pues regular. Sinceramente son tiempos complicados en los que abrir una tienda física de modelismo en España es una aventura. Si encuentras dos en la misma ciudad, ya puedes darte con un canto en los dientes. Aún así hay tiendas muy especializadas que gozan de buena reputación y salud entre los modelistas nacionales y que viven bien gracias a las ventas por internet.

Otras sin embargo se han visto obligadas a cerrar al no poder competir con los precios de vendedores extranjeros.

Una pena, porque a los maquetistas nos gusta pasar el rato en ellas mirando referencias, hablando con el dependiente, aprendiendo, comentando la evolución de nuestro último modelo, preguntando por las novedades, etc. Pero también es cierto que el stock que una tienda puede tener es limitado y en internet lo encuentras casi todo.

Sin embargo, cuando una tienda local se cierra es un hecho que perdemos todos. Pero es que gran parte de la culpa la tienen también las distribuidoras que abusan de los márgenes y al final el aficionado opta por buscarse los kits fuera.

De hecho por los mentideros españoles, se lleva meses escuchando rumores de que Tamiya va a retirarle la distribución a Hisinsa precisamente por los altos precios de venta ya que a la larga, lo único que consiguen es hacer el hobby más minoritario aún si cabe y por extensión también terminan perjudicando al propio fabricante. Al final las grandes favorecidas han sido otras marcas, ya que el modelista se ha visto “forzado” a cambiar a otras más baratas, que como resultado de ello han mejorado notablemente durante los últimos años.

No obstante, de un tiempo acá estoy comprobando que en muchos casos los precios tanto en tienda física, como electrónica, comparada con la de vendedores extranjeros empiezan a igualarse en muchas referencias, y esto yo lo interpreto como una buena señal, ya que puede estandarizar los precios y reactivar el mercado local. Si esto lo unes al hecho de que durante los últimos años han surgido marcas europeas con kits muy decentes y a un muy buen precio, tenemos a aficionados que están volviendo al hobby a través de ellos, en detrimento de las marcas habituales que todos conocemos.

De hecho puedo decirte que el dueño de ModelCollect, cerró su tienda en Ebay precisamente por la caída de ventas y al tener que competir el mismo con tantos vendedores de su región que suministraban kits a Europa, y cuyo negocio se centraba en vender mucho a muy escaso margen. No le merecía el trabajo que le suponía con respecto a los beneficios que le dejaba.

Aunque no dispongo de cifras, creo que esta merma también ha influido en los fabricantes, que de repente se encontraron con un parón en sus ventas. Fue como una mala digestión tras un atracón. De fabricar enormes cantidades de kits para dar respuesta a la demanda de estas pequeñas tiendas que ganaban mucho dinero vendiendo a Europa se encontraron con que de repente los pedidos cayeron en picado.

Recuerdo una conversación con Jiang, en la que me comentaba, que Trumpeter iba a explorar otros campos de negocio debido a que la venta de kits había caído considerablemente con lo que la crisis económica y el cambio del valor de la divisa hizo mucho daño a todas al hobby en general.

¿Cuál es el rol que Cromätica Models despeña en el maquetismo español y mundial?

Primeros salgamos al mercado y luego ya veremos. Igual gustamos, igual no. Ahora mismo sólo nos planteamos el presente.

Cuéntanos como ha sido la recepción del público hacia Cromätica Models.

Pues inicialmente fue muy buena. El día que abrimos la página en facebook, fue una verdadera locura la cantidad de me gustas y mensajes que recibimos. Desafortunadamente, durante los últimos meses, y debido a las dificultades encontradas que han retrasado nuestros planes iniciales, el interés ha caído.

Según entiendo hace poco tuvieron un problema con un inversor y han tenido que retrasar la producción. Cuéntanos acerca de esto y en que van los preparativos para el lanzamiento de su primer kit.

Como comenté antes, al inicio de plantear Cromätica, llegamos a un acuerdo con ModelCollect, ya que ellos no tenían kits de relevancia y buscaban alguna referencia que les hiciera entrar en el mercado con buen pie. En principio las que les enseñamos les gustaron tanto, que ModelCollect se comprometió a financiar hasta 8 kits de nuestra primera serie y comercializarlos de forma conjunta. Ese era el acuerdo.

Sin embargo, conforme el proyecto iba avanzando, ModelCollect pasó a mostrar una postura más pasiva, centrándose en sus propias referencias, y dejando el proyecto común en suspenso. Para no extendernos mucho en detalles digamos que ModelCollect justificaba el parón, argumentando que había reconsiderado su postura, que ahora veía la inversión muy arriesgada y que era necesario generar un fenómeno fan antes de nada para evaluar la respuesta del público.

Así que hace unos meses tomamos la determinación de seguir el camino en solitario. Básicamente, nos quedamos como decimos aquí con el culo al aire de la noche a la mañana. De repente los dos años de desarrollo se fueron al traste y tuvimos que empezar de cero, a buscar fabricantes de moldes, pedir presupuestos, hablar con imprentas, etcétera.

Súmale a todo ello que ModelCollect había realizado cambios en la malla original añadiendo el panelado del aparato, con lo que si queríamos seguir adelante debíamos abordar aspectos que en principio ya estaban cubiertos y que de los que de repente teníamos que hacernos cargo.

La verdad es que fue un palo muy gordo. Pero somos optimistas y ahí seguimos.

¿Es verdad que iniciarán una campaña de crowdfunding? En caso afirmativo ¿Cómo funcionará?

Pues en ello estamos. Al poco de lanzar nuestra página en FB, un conocido editor y modelista estadounidense cuyo nombre voy a mantener en el anonimato nos comentó que quería usar nuestros kits para hacer un libro sobre técnicas de pintura.

Como todo el proceso se retrasaba debido a lo que he comentado en el punto anterior, decidí contactar con él para explicarle la situación en la que nos encontrábamos y para decirle que salvo que encontrara financiación todo el proyecto se quedaría en nada.

Hablamos de Kickstarter como un posible medio para presentar el producto y él se ofreció amablemente a representarnos, ya que como es bien sabido, Kickstarter sólo da cabida a proyectos asociados a cuentas en Estados Unidos y la Commonwealth y nosotros por estar en España no teníamos cabida en él.

Hemos visto que proyectos similares han tenido muy buena acogida y han obtenido los fondos necesarios para convertirse en realidad.

Así que la idea básica es explorar esta vía como medio para ver la aceptación del público, evaluar su respuesta y financiar el proyecto. De todas las opciones posibles es la mejor para demostrar a un banco y a otros inversores, que el proyecto es viable.

La campaña pasará por el desarrollo de un kit prototipo, y se solicitará el dinero para sacarlo bien en resina o bien en plástico.

Los backers podrán optar a la adquisición del kit y la campaña se fundamentará en la obtención de fondos para la fabricación del correspondiente molde y de los primeros millares de unidades. Si la campaña es un éxito y obtenemos el apoyo del público, tendríamos margen y fondos extra para financiar el desarrollo de otros diseños que ya tenemos planteados.

De movernos en este escenario, te puedo decir desde ya, que los bancos y los inversores suelen ser más receptivos.

Piensa que cuando vas a un banco a pedir dinero para fabricar maquetas, en ocasiones la persona que te recibe no está muy familiarizada con el tema y ve la propuesta como poco seria. La realidad sin embargo ha demostrado que casas como Miniart y Masterbox o incluso ModelCollect han sabido rentabilizar bien sus inversiones y que hay mercado para este tipo de productos.

Lo que pasa es que la diferencia entre un coste fabricado aquí y otro en Asia es una barbaridad. Para que te hagas una idea, al inicio del proyecto contactamos con varios fabricantes para que nos dieran presupuestos, y al compararlo con los números de la inversión que iba a hacer ModelCollect había una diferencia del 90%. Es cierto que la normativa utilizada para realizar los moldes es diferente en Europa y en China, pero al final, casi todos los fabricantes terminan por usar moldes con componentes compatibles que cumplen la normativa europea, pero son más económicos y son fáciles de reparar.

Con todos los datos encima de la mesa descubrimos que los fabricantes de moldes europeos, al final simplemente iban a hacer de intermediarios para terminar desarrollándolos en China, con lo cual íbamos a estar pagando de más sin un motivo de peso.

Un incremento en el coste del molde de un 10 – 20% por los servicios prestados lo podemos entender, pero más allá de eso es inviable. Al hablar de porcentajes y no de cuantidades fijas, las comisiones se disparan y terminan por encarecer los costes hasta hacerlos prohibitivos.

De todo esto nos hemos ido enterando a raíz de que ModelCollect se retirara y nos viéramos en la búsqueda de moldistas para continuar en solitario. Como te he comentado antes, la decisión de ModelCollect fue un reset. Aunque aún siguen manteniendo cierto interés en nuestros kits, la falta de iniciativa para empezar a desarrollarlos en una fecha próxima es lo que nos empujó a tomar la determinación de avanzar sin contar con ellos. No obstante, seguimos manteniendo buena relación.

Por ello, a pesar de las dificultades seguimos siendo optimistas. Esperamos que el prototipo 3D relance el proyecto y que el apoyo obtenido en la campaña fragüe esta aventura en una realidad a partir de la cual surjan más y más kits.

Si como maquetista armar una maqueta toma tiempo, imagino que crear un kit debe ser muchísimo más largo ¿Podrías contarnos brevemente las etapas y tiempo que toma el desarrollo de un kit como el UMK 243 o Fi-105?

Pues como todo, se parte de un concepto y se desarrolla en un programa CAD. A partir de ahí se hacen cambios hasta llegar al modelo deseado, teniendo en cuenta los costes de fabricación y el número de piezas que va a llevar el kit. Todo es encontrar el equilibrio.

Puedo decirte que el desarrollo de este modelo ha sido muy dificultoso, principalmente por la cabina, que es una de las partes más características de su diseño, pero también la que más encarece el molde por requerir un proceso especial de desmoldeo.

Francamente nunca pensamos que una pieza tan pequeña fuera a darnos tanto dolor de cabeza. Pero es que como te digo, era una parte tan característica del aparato, que quisimos buscar vías alternativas para fabricarla antes de considerarla inviable.

Al final tras muchas horas de conversación sobre si cambiar o no el diseño del avión, optamos por fabricar un segundo modelo de cabina, más fácil de desmoldear y que supusiera una inversión menos arriesgada.

No obstante las dificultades siguieron apareciendo y una vez más hubo que cambiar el diseño y la escala por petición de ModelCollect, en aras de un mejor detallado del kit.

Realizado el trabajo y con todo listo para ir a moldes, nos encontramos con que ModelCollect había confundido las medidas y el prototipo no se ajustaba a la dimensión real del aparato. Así que de buenas a primeras sufrimos un nuevo parón. Esto ocurrió en Agosto del año pasado y precisamente esto fue lo que nos llevó a estudiar la vía del crowdfunding como medio de financiación ya que llegados aquí ModelCollect aparcó el proyecto de forma indefinida, al considerarlo como una inversión demasiado arriesgada.

Nosotros obviamente con las cifras que barajamos y las peticiones de compra que hemos recibido, opinamos lo contrario.

Haciendo recuento, en total llevamos como digo dos años de desarrollo. Teniendo en cuenta los recursos iniciales con los que contamos y con que es ahora cuando avanzamos en solitario, nos sentimos medianamente satisfechos. Lo que más nos preocupa es que los fans crean que somos una farsa. Nada más lejos de la realidad. Simplemente nos hemos encontrado más piedras en el camino de las que pudimos prever inicialmente.

Ciertamente dos años es mucho tiempo, pero la verdad es que hasta lo que sabemos muchos fabricantes han tardado más o menos lo mismo en sacar su primera referencia. A esto tienes que sumarle que una vez esté el kit listo, el proceso de fabricación de moldes puede llevar un par de meses más como mínimo, mas otro entre la fabricación, embalado y envío de las primeras referencias.

Precisamente por todo ello somos muy herméticos antes de decir nada a nuestros seguidores. La experiencia vivida nos ha enseñado que hay muchos factores que pueden fallar aún cuando piensas que lo tienes todo controlado.

Por eso mejor ser cautos.

Ahora mismo estamos terminando el panelado del aparato con una empresa local. Seguidamente solicitaremos un presupuesto formal para la fabricación del molde y su envío a España, ya que nuestra intención es inyectar aquí para controlar la producción y para tener abierto el mercado europeo.

Con esos números en la mano, tomaremos la determinación final de lanzar el kit en resina o bien continuar con nuestros planes iniciales de sacarlo en plástico.

Pronto lo sabremos.

¿Qué podremos encontrar en el catálogo de productos?

Hay algunas referencias de vehículos terrestres y también de aviones bastante interesantes, pero no vamos a anunciar nada mientras el primer kit no vea la luz.

¿Cómo se podrán adquirir sus productos?

Principalmente por internet.

Además de las maquetas que están en distintas etapas de desarrollo ¿Qué nuevos productos planean lanzar en el futuro cercano?

Esa es una pregunta a la que podré responder si todo va bien dentro de un futuro cercano. Me vas a disculpar pero prefiero guardar silencio hasta que llegue el momento adecuado. La experiencia por las dificultades encontradas durante estos últimos meses me ha llevado a tomar esta decisión como la mejor postura para no crear falsas expectativas.

Si deseas, puedes escribir algunas palabras a los lectores del blog

Pues sólo agredecerles el tiempo dedicado a leer este artículo y emplazarles a que visiten nuestra página en Facebook, (www.facebook.com/cromaticamodels) y si les gustan nuestros kits, que se animen a contactar con nosotros para cualquier duda que tengan y a participar activamente en la campaña para recaudar fondos. Su opinión y sugerencia nos importa y mucho.

Gracias a ti también por esta entrevista que nos has hecho y por la posibilidad que nos das de llegar a tus seguidores.

Advertisements