For English translation click here

No hay necesidad de introducción para nuestro próximo entrevistado. Se trata ni más ni menos del mismísimo Mig Jiménez.  Con una dilatada trayectoria como maquetista y productor, la contribución de Mig al mundo del maquetismo es invaluable. A lo largo de la entrevista, nos cuenta sobre sus orígenes, su forma de ver el maquetismo, el futuro de la industria y algunos pasajes de su vida personal. Desde esta tribuna, le agradecemos su generosidad. Fotografías cortesía de Mig Jiménez.

Creo que todos los que seguimos con detalle el mundo del maquetismo, conocemos el trabajo de Mig y su contribución al maquetismo (de lo que hablaremos más adelante), pero cuéntanos como introducción, ¿Quién es Miguel Jiménez? ¿Cómo y cuándo comienza tu afición por el maquetismo?

Bueno, en realidad “Miguel” dejo de existir como tal cuando tenía unos 10 años. Por aquella época, cambie mi nombre “Miguel Ángel” por sólo MIG, ya que estaba fascinado por los aviones soviéticos MIG. Desde aquel año, mi nombre fue siempre MIG, aunque algunas personas siguen insistiendo en llamarme Miguel. También por aquella época comenzaba a interesarme por el modelismo plástico, aunque siempre había estado haciendo cosas similares desde que tengo uso de razón, también dibujando, haciendo escultura, dibujo arquitectónico, etc. Con 11 y 12 años ya dibujaba perspectivas de arquitectura y leía libros de delineación y arquitectura.

¿En qué momento decides dedicarte profesionalmente al maquetismo? ¿Es ahí cuando Miguel se convierte en Mig?

Hacia 1995 comencé a publicar mis artículos de manera profesional en revistas, principalmente en Francia, España e Inglaterra. Pero fue en el año 2001 cuando consciente de la popularidad que estaba cogiendo a nivel mundial, decidí usar esa popularidad para comenzar mi propia empresa de modelismo, que fue Mig Productions en 2002. Pero como dije antes, yo ya era MIG desde que era un niño… y nunca he diferenciado mi nombre propio MIG con mi nombre que uso de manera personal (también MIG). Es la misma persona.

Cuéntanos brevemente la historia de Ammo Mig ¿Quiénes son, cuando se funda y en qué lugar se encuentran ubicados?

El origen de AMMO comenzó forzosamente muchos años antes, cuando en 2010 comencé con mi anterior empresa AK Interactive. Mi supuestamente amigo y socio traicionó mi amistad y me expulsó de lo que había sido mi empresa y donde tenía todas mis creaciones de los últimos años. De esta forma, yo y mi equipo, creamos después una nueva empresa que sería AMMO of Mig Jimenez para poder continuar haciendo lo que yo llevaba haciendo desde el año 2002. En realidad AMMO no ha comenzado de la nada, sino que es una nueva forma de todo lo que he creado desde mis orígenes. En realidad es la empresa que ahora produce los productos más refinados del mercado y mejorados a lo largo de muchos años. AMMO es ahora, después de un año y medio de vida, una empresa mucho más grande y potente que todas mis anteriores empresas, con unos 16 empleados y más de 30 colaboradores externos y freelances, más otros 20 empleados dedicados a la fabricación de pinturas. Carlos Cuesta es mi mano derecha y el cerebro económico de AMMO, el que hace posible que todo funcione y genere suficiente beneficio para dar de comer a este enorme monstruo  que hemos creado en tan poco tiempo. AMMO se encuentra situado en el Norte de España, en la región de Navarra, en la pequeña ciudad de Estella, cerca de Pamplona.

¿Qué maquetistas te han inspirado a lo largo de tu carrera?

Creo que los modelistas de mi generación estuvimos marcados principalmente por Verlinden. Ahora me encuentro con sorpresa que muchos modelistas jóvenes no le conocen, pero quizás él fue quien nos impulsó a todos en aquella época, en los años 80 y 90’s. Algún otro modelista me ha seducido en algunos puntos muy concretos, pero nunca he tenido una figura especialmente preferida. Siempre me he dedicado a trabajar en lo mío sin seguir ninguna corriente.

Ya en los noventas se hablaba de escuelas de maquetismo divididas por zonas geográficas. En esa época había muchos maquetistas experimentando con técnicas y materiales nuevos. En ese sentido, creo que Panzernet fue un semillero importante de maquetistas no solo españoles, si no que inspiró toda una generación de nuevos talentos. ¿Qué recuerdos tienes de esa época?

En realidad la historia no fue así. No fue Panzernet, sino la revista española EUROMODELISMO la que provocó un semillero de nuevos talentos. Esta revista fue una verdadera cantera de excelentes modelistas en todos los sectores y fue Rodrigo Hernández Chacón el responsable de todo ello. Él nos enseñó a hacer artículos, a hacer fotografías, a hacer pasos a pasos como los que estamos acostumbrados ahora. Ahí comencé también mi carrera y poco a poco pude encontrar mi lugar de manera periódica publicando mis artículos. Panzernet fue más bien un lugar de reunión al igual que fue Missing Lynx u otros sitios. Yo personalmente me distancié rápidamente de de Panzernet para centrarme más en Missing Lynx donde me sentía mucho más cómodo. Hoy en día este tipo de sitios no viven su mejor momento debido a la frescura y el dinamismo de Facebook. En cuanto a los estilos por zonas geográficas esto fue un invento artificial más que una realidad. Cuando al principio los modelistas españoles que salían de las filas de Euromodelismo inundaron los concursos Europeos acaparando infinidad de medallas en todas las categorías, la gente comenzó a generalizar a ese grupo de modelistas como la “Escuela Española”, ya que muchos de nosotros pintábamos de una manera especial, hacíamos buenos artículos y en general lo que hacíamos gustaba a muchos. Con los años, cuando en otros países comenzaron a destacar grupos de modelistas, se aplicó el mismo término a la Escuela Belga, la Escuela Nórdica, etc… Pero insisto que esto es una generalidad y hoy en día no se puede clasificar a los modelistas por escuelas o zonas geográficas.

¿Qué otros lugares, comunidades y personas de la época crees que han influenciado al desarrollo de la estética del maquetismo español?

Creo que mi respuesta anterior lo explica bien. Fue principalmente Rodrigo Hernández quien dio forma al modelismo español durante más de 25 años. Si no, creo que nuestra trayectoria hubiera sido muy distinta. Otras empresas españolas también surgieron a partir de él, como ANDREA, la popular marca de figuras o incluso Acrylicos Vallejo debe su origen modelistico a esta persona.

Parte de todo ese largo procesos de aprendizaje se resume en los memorables artículos de la serie Rarities en Missing Lynx y luego el libro F.A.Q. ¿Te imaginaste el impacto que estos tendrían en la comunidad maquetista?

Rarities fue mi apuesta personal por la pintura. Por supuesto nunca imaginé que aquello trascendería tanto, pero mucha gente en todo el mundo se alimentó de aquellos conceptos durante muchos años. Fue una época muy dulce para mí, muy creativa y emocionante, pero todo lo hacía con la finalidad de enseñar a otros, de compartir todo lo que  yo sabía. Era feliz compartiendo todas las técnicas. Sobre todo si estas eran sencillas de hacer, porque sé que muchos modelistas no tenían las misma habilidades. La simplicidad y sencillez fueron mi bandera de guerra por muchos años. Se trababa de pintar maquetas bien, aceptables, con poco esfuerzo. Yo no pretendía crear buenos modelistas, sino hacer que los modelistas disfrutasen con su hobby. El primer libro FAQ que publique con ANDREA fue el mayor best seller de la historia de modelismo después de los libros de Verlinden. Se vendieron en todo el mundo y ayudaron a mucha gente a mejorar sus maquetas. Ese libro nunca pretendió ser un escaparate de lo que yo hacía, pero si una colección de técnicas útiles para todo el mundo. Después con el tiempo, más personas han copiado mi idea y han buscado el éxito añadiendo el título FAQ a un libro, pensando que eso les daría el mismo resultado. Pero no fue así. Ahí es donde comprendí que muchos modelistas buscaban una garantía de calidad bajo mi nombre, ya que la gente se había acostumbrado a todos los artículos que había hecho con anterioridad incluido Rarities. El éxito se cosecha con pasión, con generosidad y con corazón, no con un título o unas siglas. Y este es el origen del fracaso de muchos otros modelistas.

 (Esta es la única pregunta sobre maquetismo teórico de la entrevista) Una pregunta que imagino te deben hacer mucho es ¿De dónde proviene el concepto de modulación? ¿En qué momento decides adoptarlo como parte de tu estilo?

La modulación creo que se desarrolló sobre el año 2008 más o menos…en mi primera empresa. Fue una técnica de laboratorio, artificial, creada entre otro modelista y yo. El nombre se lo puse yo, ya que era un nombre usado en arte con un concepto muy claro y pensé que la gente lo podría entender muy bien. La modulación consistía en iluminar de manera exagerada los distintos paneles y volúmenes para hacer un modelo más tridimensional y volumétrico. No se pretendía que fuese una técnica real, sino bonita y atractiva a los ojos de los espectadores. Ante esto, mucha gente me decía después: Pero, esta técnica no es real!!!!. Y yo siempre respondo: Por supuesto que no. Es ficción…es como una ilustración de una caja de Tamiya. El ilustrador nos engaña ópticamente con manchas de colores y una perspectiva para hacernos creer que ahí hay un tanque. Pero en realidad es solo pintura sobre un papel. Tampoco el cine es real. Todo son trucos de engaño. Efectos visuales. Una película de romanos no es real. Son actores que interpretan y los decorados son de cartón piedra o hechos por ordenador ¿Y eso nos importa? En absoluto. Solo queremos divertirnos. Incluso con las películas históricas como ‘Save Private Ryan’ o ‘Enemy at the Gates’. La modulación es un estilo nada más. Una forma de ver el modelismo y de hacerlo más atractivo a los ojos. Yo ahora sólo uso para algún modelo muy concreto o especial. No siempre.

¿Cuéntanos como nace la idea de comercializar los productos relacionados a tus técnicas de maquetismo?

Fue en 2001 cuando intentando dar consejos a unos amigos para una empresa de modelismo cuando pensé en porque no hacer mi propia empresa con mis ideas. Al principio mi idea era hacer productos de resina para modelismo militar, pero por aquella época trabajaba con pigmentos y decidí incorporarlos a mi catalogo inicial. Aquello fue un éxito sobrecogedor. Con el tiempo, todos los productos que realicé eran porque yo los necesitaba para mí mismo. Nacieron de la necesidad del modelista. Pero rápidamente vi que mis necesidades eran muy comunes al resto del mundo. Nunca intenté copiar a otros, sólo hacia lo que no podía encontrar en el mercado. Por ejemplo un filtro o un lavado.

En términos comerciales, Mig es una marca muy potente en el maquetismo ¿De qué forma Miguel enfrenta el ser el rostro visible de toda una gama de productos?

MIG significa para muchas personas en todo el mundo “modelismo”, “pintura”, “realismo” y sobre todo “aprender”. La marca MIG ha superado a mi propia persona y mi propio nombre. Casi es una marca de calidad y muchos modelistas la buscan para asegurarse que lo que compran les va a funcionar y no les va a arruinar sus modelos. Por eso ahora debo ser muy precavido y usar esa marca con cautela, ya que muchas empresas se han querido aprovechar de ella. Hoy en día, casi todo el mundo relaciona mi persona con mis anteriores empresas, Mig Productions y AK, y no todo el mundo sabe que perdí ambas. La primera, Mig Productions la perdí en el 2008 cuando mi ex pareja me forzó a dársela. Teníamos un niño en común y eso fue la razón por la que cedí a dársela y perder todo. Esta historia casi nadie la sabe ya que en esos días quería proteger a mi hijo de esta historia. Medio año después, un amigo (ahora ex amigo por supuesto) me propuso comenzar otra empresa juntos y ahí nació AK. Debido que en aquellos días estaba en juicios por la custodia de mi hijo y muchos más problemas, mi amigo me aconsejó no estar en la documentación de la empresa y es de esta forma, como años después, consiguió echarme y quedarse con todo cuando la empresa ya estaba formada y daba beneficios. Todos estos acontecimientos me hicieron mucho daño y sufrí enormemente, sobre todo por los comentarios que hacia la gente en los medios públicos. Básicamente fui arrancado de toda mi vida profesional dentro del modelismo, perdí dos veces todo lo que había hecho, mis  modelos, mis cosas personales. Pero he aprendido a superarlo y a vivir otra vez con dignidad frente a las personas que especulan con todo tipo de historias. Muchos de los viajes que hago alrededor del mundo sirven también para explicar que es lo que ocurrió en esos oscuros años de mi vida.

Verlinden y Mig

Despues de Verlinden, creo que tú eres de los pocos maquetistas profesionales que se han involucrado en forma ‘seria’ en la industria del maquetismo ¿Cómo ha sido el compatibilizar los deseos del Mig el maquetista con la parte comercial de la industria?

Cuando el modelista sueña con trabajar dentro del modelismo, en realidad no es consciente de lo duro que es este trabajo, sobre todo porque no puedes hacer lo que quieres. A mí me gusta, por ejemplo, los aviones de la guerra de las Malvinas, y no puedo hacerlos, porque debo hacer tanques alemanes. Cuando eres profesional, tienes que sacrificar muchas cosas, como por ejemplo, debes parar en cada paso para hacer fotos de todo el proceso. Y eso es agotador para el modelista medio. Aunque disfruto mucho este trabajo, añoro cada día aquella época cuando nadie sabía quién era yo y tan sólo hacia modelos en mi casa por puro placer. Ese es el verdadero secreto del modelismo, esa es la recompensa, ser feliz haciendo lo que quieres en cada momento en tu casa, mientras escuchas música y te relajas después de un duro día de trabajo.

El ser tú mismo un fabricante, o estando directamente involucrado en procesos de desarrollo  producción ¿Te ha dado la libertad de seguir creando e innovando en técnicas y materiales?

Precisamente, gracias a que soy fabricante me permite producir todo lo que imagino con las características que mejor se adaptan a nuestros modelos. Cuando no tienes una fábrica detrás, o un laboratorio químico este más limitado a la hora de innovar o hacer cosas nuevas, porque muchos de los problemas técnicos no los puedes resolver. Por ejemplo, si un modelista hace su propio lavado en su casa y observa que el pigmento se decanta y no se mezcla bien con el diluyente, éste no sabría y no podría solucionarlo, mientras que en mi caso, tengo un equipo de químicos que solucionan cada uno de los problemas que encuentro. El problema inverso lo tienen los fabricantes que no saben de modelismo ni experimentan por ellos mismos.

submarino

Cuéntanos, ¿Estas maqueteando por estos días? ¿Qué cosas?

Uf, en mi vida tengo dos variantes modelisticas: la primera es la de mi trabajo. Por trabajo debo de hacer muchos vehículos militares principalmente, o algunas cosas muy concretas. En ese caso, son proyectos que voy haciendo en las oficinas de AMMO y mayoritariamente son tanques. Estoy terminando algunos vehículos rusos, un T-72, una BTR 80, etc… La otra variante es el modelismo que hago por hobby, sólo para mí, que en muy raras ocasiones comparto y que no siempre consigo terminar. Las temáticas que me gustan son muy extrañas y poco habituales, por ejemplo, me apasionan los bombarderos americanos de la guerra fría, de los años 50 y 60. También los aviones británicos y argentinos de la guerra de las Malvinas y toda la flota británica del mismo conflicto. Ahora intento terminar el HMS Sheffield. Por último debo destacar mi temática favorita, reactores rusos de la guerra fría y submarinos soviéticos.

¿Por estos días dedicas más o menos tiempo a las maquetas que, por ejemplo, en la época Rarities?

Por supuesto. Gestionar y coordinar una gran empresa de modelismo requiere mucho tiempo y muchas horas de trabajo, y al final, ese tiempo lo pierdes de hacer maquetas. Pero intento dedicar siempre algo de tiempo a hacer maquetas todos los días, aunque trabajar de forma profesional en el modelismo a menudo significa no hacer maquetas. En la época de Rarities tenía otro trabajo como director de arte en un Discográfica de música Dance, Techno y música latina. Cuando terminaba mi trabajo dedicaba todo mi tiempo libre al modelismo. Ahora, mi trabajo en AMMO me ocupa todo mi tiempo, incluyendo el tiempo libre y fines de semana.

¿Es posible separar entre hacer maquetas por trabajo o por placer?

Si, muy difícil, porque al final tu parte de empresario siempre te empuja a aprovechar todo lo que haces para hacer artículos, libros o revistas y es muy difícil hacer algo sin hacer fotos solo para el disfrute personal.

¿Aun disfrutas el maquetismo como durante tus inicios?

De una forma distinta. Al principio el modelismo era más un descubrimiento, una búsqueda de retos y era muy emocionante. Ahora, cuando ya controlas  el medio y las herramientas, la satisfacción viene de otra forma, por ejemplo en forma de un libro que ayude a los modelistas. La maqueta en si ya no es la finalidad, sino un producto que utilice esa maqueta para enseñar algo a los demás. También ahora mi objetivo es ver como otros aprenden y hacer modelos excepcionales con técnicas y productos que desarrolle hace muchos años. Eso me da mucho placer y disfruto con el trabajo de otros.

Si consideramos el maquetismo como un trabajo ¿Qué pasatiempos practicas?

Cuando convertí el modelismo en trabajo, este dejo de ser un hobby. Así que busque otros hobbies para distraerme y olvidar un poco el trabajo. Andar con mi moto es uno de las cosas que más me gusta. Soy amante de las motos custom y chopper y lo llevo dentro desde que era muy joven cuando me dedicaba a pintar depósitos de motos para otros. Mi otra pasión es el airsoft. Aunque he sufrido algún accidente que me ha dejado fuera algún tiempo, me sigue apasionando como el primer día y me gusta practicarlo de la forma más seria posible, sobre todo con personas que vienen de la policía o el ejército ya que de esta forma este deporte es mucho más serio y a la vez realista. Por otro lado, como amante de todo lo ruso y soviético, todo mi equipamiento es ruso original, con uniformes desde Afghanistan hasta nuestros días y todo el rango de AK’s y Vitorez.

Al seguir tu carrera da la impresión que prefieres pintar a ensamblar ¿Es así?

Detesto construir modelos. Soy muy lento y no es lo mejor que se me da. Aunque cuando tengo que construir lo hago lo mejor que puedo. Hace muchos años hacia bastantes cosas a scratch y me metía con proyectos muy complejos de interiores sobre todo, pero con los años y sobre toco con los kits que hay hoy en día no es necesario tener habilidades especiales para la construcción. También en la actualidad hay muchos modelistas que les gusta sólo ensamblar, así que de ahí nace una asociación muy buena entre modelistas como yo que sólo les gusta la pintura y otros que solo les gusta construir.

Imagino que no debe ocurrir mu frecuentemente, pero ¿Cometes errores al armar o pintar algo? ¿Cómo manejas esa frustración?

Eso no es ninguna frustración sino el secreto de mi éxito. Yo cometo muchos errores y precisamente en la búsqueda de ocultar o  disimular esos errores encuentro soluciones muy creativas que en muchos casos se transforman en productos o técnicas que ahora todo el mundo utiliza. Cometer errores cuando hacemos maquetas es fundamental para evolucionar y mejorar como modelistas. Debemos tomar los errores como parte del modelismo, como una parte muy importante que sirve para que podamos mejorar. A veces dejar que los errores ocurran nos enseñara más lecciones que intentar evitarlos. En mi opinión, no es mejor modelista aquel que hace una maqueta perfecta, sino aquel que hace una maqueta con errores y luego no se notan.

Uno de los  debates antiguos era el uso de acrílicos versus esmaltes  ¿Crees que hoy se ha alcanzado un equilibrio entre el uso de diversos medios?

Las pinturas y las técnicas son herramientas. No puedes preguntar si es mejor usar un desatornillador o un alicate. Ambos son distintos y sirven para distintas cosas. EL error esta en pensar que debes usar un alicate para todo!. Todos los productos se pueden complementar entre si, por ejemplo, usando acrílicos para colores base y esmaltes para efectos de envejecido y ensuciado. En general, en muchas partes del mundo los modelistas se han terminando acostumbrando a que esta combinación les soluciona muchos mas problemas.

Respecto a herramientas  y materiales ¿Crees que la industria ha alcanzado el punto de máximo desarrollo? ¿Puedes imaginar la posibilidad de nuevas revoluciones en la industria?

Si, por supuesto….esto no ha terminado. Hay mucho por hacer y hay técnicas muy novedosas que se irán popularizando en los próximos años. En AMMO ya tenemos nuevas técnicas que verán la luz en los próximos 3 o 4 años. Pero cuesta mucho desarrollarlas, es cuestión de tiempo y de trabajo.

Al menos a nivel hispanoamericano existe gran preocupación respecto al futuro del maquetismo y si los maquetistas están extinguiéndose. Esto en parte se debe a la delicada situación social y económica de gran parte de la región. Una de mis columnas recientes, generó gran debate respecto a la situación ¿Cuál es tu visión respecto al envejecimiento del maquetismo? ¿Crees que somos cada día menos?

No puedo estar más de acuerdo con tu articulo en tu blog. Lo explicas muy bien y muy pocas personas logran tener una visión así, como la que describes en ese texto. El modelismo se está transformando. No podemos pretender que los nuevos niños de hoy en día se vuelvan locos por el modelismo como nosotros en los años 80’s. Los niños prefieren otros hobbies más fáciles e inmediatos, pero les sigue atrayendo el modelismo plástico. Y como tú también dices, el modelismo se ha ido desplazando hacia otros sectores y otros países. En Asia el modelismo vive sus mejores momentos, sobre todo centrado en la fantasía y ciencia ficción. Pero las temáticas militares siguen teniendo mucho peso. No podemos pretender que todo siga igual cuando el mundo está cambiando. Es precisamente ese sector de modelistas más conservadores los que ven con agonía la decadencia y fin del modelismo. En algunos aspectos pueden tener razón, como por ejemplo el picado que sufre el modelismo de figuras, o empresas de resina antiguas como por ejemplo el icónico Verlinden Productions. No estamos ante el final del modelismo, pero si ante el final de una etapa que va a provocar grandes cambios en la industria, en los gustos y en la actitud de los grandes modelistas. Ahora comenzamos una época mucho más compleja, más competitiva y más profesionalizada, donde ya no vale con ser un buen modelista. Hace falta brillar más que nunca para transcender o hacer algo que llame la atención de los demás. Por eso muchos tiran la toalla.

Como marca ¿Qué eventos estarán visitando durante la segunda mitad del año? ¿Harás más demostraciones?

Cada año siempre me digo a mi mismo que debo reducir mis viajes, porque consumen mucho tiempo de estar con mi familia y hacer mis propios modelos. Un viaje de fin de semana me provoca perder otros 4 de trabajo, dos días antes preparando todo y dos días después recuperando todo lo atrasado. Eso sin contar que mis hijos necesitan estar conmigo de vez en cuando. Pero me es muy difícil decir que no a las numerosas invitaciones que recibo de todo el mundo para asistir a eventos y hacer demostraciones. Este año todavía tengo que asistir a más eventos en España, en Brasil y Argentina, Alemania y en cuanto empiece el año comenzaré otra vez mis viajes por Asia. Este año visite China y otra vez Hong Kong y quizás la demostración de Beijing fue la más espectacular hasta ahora donde se uso equipos de música, pantallas gigantes y una infraestructura como nunca antes había visto. Las demostraciones comienzan a convertirse más en un show que en una clase didáctica y la gente disfruta mucho, casi como el ir al cine o a un evento deportivo. Esto es algo que disfruto mucho aunque me agota mucho. Requiere de muchísima preparación varias semanas antes y de mucha concentración cuando se hace. Creo que seguiré haciendo este trabajo mientras a los eventos les interese que los haga y me sigan invitando. Por supuesto es impensable que yo pueda costearme esos viajes.

¿Planes para visitar américa latina?

Por fin iré este año a Sudamérica. Aunque he estado dos veces en México, se que el sur de América es enorme a nivel cultural y geográfico y es un mundo nuevo para mí, pero al mismo tiempo creo que puedo tener muy buena conexión debido al idioma. Excepto las demostraciones que hago en España, el 90 % de ellas son siempre en ingles o ingles traducidas a idiomas locales como ruso, chino, húngaro, checo, polaco, etc… Tengo mucha curiosidad por conocer a los modelistas de ese gran continente y aprender como ellos entienden el modelismo. Soy consciente de los muchos problemas que muchos de esos países arrastran, sobre todo a nivel económico y burocrático, y desde luego comprendo que ser modelista ahí es mucho más difícil que aquí. Especialmente en el tema militar, ya que en Sudamérica es difícil encontrarte un King Tiger o un Panther en la calle, y aquí en Europa es fácil poder verlos en muchos países. Además, para personas que hacen dioramas les puede resultar más complicado entender como es aquí la geografía, los colores, la vegetación, etc… Por ejemplo Rusia es muy diferente geográficamente a Alemania…y sobre todo a Italia o España, pero en cambio, muchos modelistas hacen de una forma muy genérica cualquier lugar europeo.

Advertisements