Por azares del destino, terminar el Mirage Pantera requirió mucho mas tiempo que otras maquetas. A este proyecto le tengo cariño especial por ser la primera maqueta de las fuerzas armadas de Chile que maqueteo, también la primera a la que hice un seguimiento especial y la que reinicio mis ganas de escribir en el Blog. Así que terminar la saga Pantera, es parte de poner fin a una etapa especial de mi vida, que comenzó hace casi un año. Estoy seguro que todos tenemos maquetas que nos han marcado. En mi caso, claramente el Pantera es una de ellas.

Una vez superados los temas de armado y dimensiones del avión, el proceso de pintura fue bastante rápido. Lo primero, como siempre en mi caso es limpiar la maqueta con lija muy fina (1000-1500), luego lavar la con lavalozas, dejar secar y aerografiar con alcohol. Con esto me aseguro de retirar todos los residuos del proceso de armado, además de grasa, polvo y residuos que se impregnan en el plástico. Con la maqueta seca, procedo a imprimar. En mi caso, uso Primer Tamiya (fino) color gris. Me gusta el hecho que permite aplicar varias capas muy delgadas entre si, sin perder detalle. Una vez seco, procedí a realizar algunas luces y sombras. Estas las hice siguiendo las recomendaciones estándar para el caso de aviones. Color gris alemán para marcar líneas (lo prefiero al color negro porque no produce tanto contraste en tonos grises como los del Pantera) y color blanco para algunas subidas de tono en algunos paneles (especialmente en la parte superior). Una vez terminado, me gusta trazar algunas líneas blancas que produzcan efectos tipo desgaste en la pintura. Esto es muy sutil y su objetivo es solo producir mas variaciones tonales. Esto lo hice con pinturas acrílicas Lifecolor.

Luego, procedí a pintar la parte inferior. Para esto conseguí los colores provistos por K4 (Chile). Los amigos de Aviones a Escala hicieron un buena revisión general sobre el uso de las pinturas K4 y concuerdo plenamente con sus conclusiones. Estas son pinturas acrílicas tipo Tamiya o Mr Color (base alcohol, algunos las llamas ‘lacas acrílicas’) y son para uso (casi) exclusivo de aerógrafo. Estoy muy conforme con los resultados y en general son muy fáciles de utilizar. Los colores para el Pantera son muy buenos, ajustados a la realidad. Esto implica que a escala se ven mas oscuros. Por esta razón, los colores provenientes del set FACH II, aunque pueden utilizarse directo del envase al aerógrafo (literalmente, ya que su dilución esta lista) fueron aclarados con gris claro (y una gota de azul en el caso del gris azulado del camuflaje). Con esta salvedad, completamente subjetiva, obtuve los tonos que creo son mas adecuados para la escala 1/72.

Los colores base de la parte superior e inferior fueron pulverizados agregando un par de gotas del alcohol y para no cubrir el trabajo previo, en capas muy delgadas. Para enmascarar la transición de colores de borde semiduro, utilice tiras de papel pegadas con una generosa cantidad de liquido para enmascarar. Con esto conseguí un difumado muy leve.

Para el camuflaje, utilice Blue Tack. Esto es una especie de plastilina adhesiva, dura y fácilmente moldeable para hacer seguir las curvas del patrón. La cantidad de pegamento en Blue Tack es suficiente para utilizarla en zonas verticales y horizontales y a la vez no excesiva como para adherirse (o desconchar) a la pintura.

A pesar de estar muy feliz con los resultados, cometí un error de principiante: La pintura base se pulverizó con gris oscuro y produjo un cambio de tonos en las partes cubiertas con Blue Tack. Para corregir, volví a pintar a mano alzada y con mucho cuidado, buscando emparejar los cambios de tonos. Para esto, utilice pintura muy diluida. Luego, volví a trazar algunas de las líneas oscuras. En este procedimiento quedó en evidencia la calidad de las pinturas K4 para trabajos que requieren precisión. Y para la próxima, proteger con cinta de enmascarado o quizás algodón las áreas que no requieren pintado.

IMG_2372
IMG_2375

A continuación, enmascarado tradicional ayudó a pintar los detalles en blanco, negro y el tradicional timón de cola azul. Con todo esto listo y cada vez mas cerca del fin corresponde pegar las calcas. Para esto, pulvericé el avión con barniz brillante Humbrol (acrílico). Las calcas provistas en el kit son impresas por FCM Decals, de muy buena calidad pero difíciles de manejar. Con esto me refiero a que son muy delgadas y con mucho pegamento, lo que hace difícil su manipulación. Al menor error se doblan y pegan en el lugar incorrecto. Lo bueno es que el Pantera no tiene muchos esténciles…

Con las calcas secas, viene la etapa final: Paneleado. Para esto, utilicé una mezcla de oleos negro, blanco y unas gotas de azul. La idea es lograr un tono oscuro, pero no exagerado. La maqueta tiene los paneles muy marcados, por lo que no es buena idea inundarlos con pintura. Finalmente, barniz opaco y luces con pinturas Tamiya clear. Algún detalle adicional fue retocado con pincel, pero el procedimiento general de acabado no tuvo mayores sobresaltos (además del error con Blue Tack).

Finalmente, después de caso un año, doy por terminado el Mirage Pantera. He quedado muy contento con los resultados de la maqueta de HPM y definitivamente continuaré con la saga de los aviones Mirage en 1/72.

IMG_2460 IMG_2461 IMG_2463

Temas relacionados:

En proceso de armado: HPM Hobbies 1/72 Enaer Mirage 50CN Pantera. Tercera parte

En proceso de armado: HPM Hobbies 1/72 Enaer Mirage 50CN Pantera. Segunda parte

En proceso de armado: HPM Hobbies 1/72 Enaer Mirage 50CN Pantera. Primera parte

HPM Hobbies 1/72 Enaer Mirage 50CN Pantera. Una revisión directa de la caja

Advertisements