Cuando un ingles piensa en Telford, nada placentero se le viene a la mente. Telford, al igual que otras ‘ciudades nuevas’ (‘new towns’) tiene el estigma de la falta de tradiciones y edificaciones centenarias. Estas ciudades se planificaron y construyeron durante los 50s y 60s, en plena época de reconstrucción y del baby boom de postguerra. Ubicadas estratégicamente, ni cerca ni lejos de las grandes urbes (siendo Londres, Birmingham y Manchester las tres mas grandes) estas moles de concreto siguen una estructurada enraizada en la tradición inglesa de la planificación urbana y el orden social en tiempos de austeridad (no por nada la modestia es una característica típicamente apreciada en la sociedad). Lo que nunca se imaginaron eso si, es que estas ciudades nuevas serian tan detestadas por la población, incluyendo sus propios habitantes. Sin embargo, y por dos días al año, una pequeña proporción de la sociedad olvida esto, y dirige su mirada (y deseos) en dirección a la pequeña Telford, al centro de la isla y en la región llamada ‘Midlands’ (literalmente ‘tierra media’).

De alguna forma, y siguiendo con la analogía de la tierra media, Telford se convierte en la Jerusalén de los maquetistas del imperio británico y otras tierras lejanas. Transporte exclusivo desde la estación de trenes hacia el evento, recibe a los peregrinos. Tesoros, gloria y fama se esconden tras el inmenso manto del ‘Telford International Centre’, lugar que históricamente el IPMS UK, el que tal como las ordenes medievales del antaño dicta reglas y reparte papiros de afiliación a las colonias, ha escogido como casa espiritual.

El IPMS Scale ModelWorld, o cariñosamente conocido como Telford, es uno de los eventos mas grandes de la comunidad plástico-social (gracias a Orlando Arancibia por inventar este concepto), no solo a nivel Británico, sino que a mundial. El evento en si, podría dividirse en tres: La venta de kits de segunda mano; la exhibición de fabricantes y comerciantes; y el concurso (uno de los mas prestigiosos del mundo) y exposición de maquetas por IPMS regionales y otros clubes del reino. Tal como un templo y sus mercaderes, Telford ha cambiado.

El concurso y exhibición, centro de interés de antaño ha dado paso a la cada día mas importante presentación de fabricantes y comerciantes. Y mas aun, un fenómeno conocido por estas tierras como la ‘venta bajo la mesa’ (‘undertable sales’) ha dado paso a que aproximadamente un 15% del espacio del evento sea dedicado exclusivamente a la venta de kits y materiales de segunda mano. No los culpo. Personalmente estoy mas emocionado por ver el stand de Airfix y potenciales ofertones que maquetas que ya han sido expuestas (y sobre expuestas) en foros, redes sociales y revistas.

Los viajeros y frecuentes no se contentan con la visita obligada una vez en la vida. Están acá sagradamente cada año. Llegan el viernes y se van el domingo en la tarde. Van al pub, comen sus contundentes desayunos ingleses y deambulan por dos días. Buscando inspiración, meditando, comprando y compartiendo historias con otros viajeros.

Este es mi primer Telford y solo lo visitaré por pocas horas. Los que dicen ‘es solo un hobby, no hay que darle tanta importancia’ están equivocados. Esto es un hobby y es importante no solo para mi, si no que para miles durante este fin de semana en Telford y todos los rincones del mundo donde se practica el maquetismo. Es importante para los que lo disfrutan en distintas reuniones, exposición, eventos o simplemente compartiendo un café con un colega. Y es importante para los que son capaces de rebanar 10 minutos de su día para mirar una caja, una foto o pegar una pieza.

Advertisements