Continuando con la serie de tutoriales enfocada en usos de materiales, en esta oportunidad me he propuesto el hacer barro húmedo con pigmentos y barnices. Esta es una aplicación que creo no es muy popular. Algunos fabricantes presentan en sus catálogos pinturas especiales para simular barro y texturas terrosas, sin embargo estas no son mas que la combinación de pigmentos, pinturas y yeso.

El objetivo de esta prueba es simular barro invernal en un M20 armored car de la segunda guerra mundial (Tamiya 1/35). Una vez armado el vehículo, procedí a pintarlo en verde oliva (combinación de varios colores K4). Una vez seco, tomé prestada laca en spray y rocié una capa lo mas delgada posible. Luego, pintura blanca con unas gotas de gris (lo que a veces se llama ‘off-white’ o ‘blanco invierno’) fue pulverizada en forma irregular.

Apenas seco (15 minutos), pincel seco con pintura blanca cumple con un objetivo doble: resaltar los detalles y generar contraste con la capa de blanco base.

A esperar otros 15 minutos y se comienza la etapa de desconchones. Con un pincel de cerdas duras humedecido en agua, se retira parte de la pintura blanca. Esto se hace con mayor énfasis donde se supone que la pintura esta mas expuesta al roce y áreas donde se esperaría que una capa de pintura improvisada se gaste mas rápidamente.

Lavados, oleos y otros efectos complementan el proceso y aportan a una mayor variedad tonal. Ahora, el M20 está listo para el barro.

Como dije en un principio, los pigmentos y barnices son el único ingrediente necesario para hacer barro. La clave esta en la forma en que se utilizan. Lo primero que es importante, es que para imitar tierra, nunca utilicen un único color. Si van al jardín de sus casas, parque o si miran una maceta, es obvio que la tierra esta compuesta de varios tonos (que pueden ser muy similares). Para imitar esto, mezclé ‘wet mud’, ‘dark mud’ y ‘light earth’, todos de Monkey Modelling Paints. Según mi opinión, con esta combinación logré un tono de tierra ‘chocolatosa’ característica del centro de Europa. Para aun mas variedad, hice una segunda mezcla mas oscura aun, con una menor proporción de light earth. Sobre el barniz a utilizar, me decidí por esmaltes Humbrol. La razón es que este barniz no daña la pintura acrílica y su consistencia gruesa permite su aplicación controlada. No usen barnices acrílicos ya que son muy aguados. Si creen que los colores son muy claros, les sugiero probar antes de aplicar en la maqueta. Recuerden que los pigmentos tienden a oscurecerse al aplicarlos con barnices.

La etapa cero consiste en pintar con aerógrafo la zona donde se aplicar’a el barro con un tono tierra. Esto para evitar que algunas zonas no queden cubiertas. En mi caso, lo hice con mis colores tierra tradicionales de Lifecolor muy diluidos. Lo único importante de resaltar acá, es que tiene que ser acrílico. Recuerden que haremos uso de mucho barniz y diluyente Humbrol y no queremos se estropee la pintura base.

La primera etapa de la aplicación del barro corresponde con el uso tradicional de pigmentos: espolvorear con un pincel de cerdas duras en las zonas donde se concentra el barro. En un principio y por facilidad, lo hice solo en las superficies horizontales. Noten que aunque los pigmentos se mezclaron antes de espolvorear, aun es posible encontrar variación en los colores tierra.

La segunda etapa consiste en humedecer los pigmentos con una mezcla de aproximadamente 60% barniz opaco Humbrol y 40% thinner. La idea es que el barniz sea mas denso que aplicar thinner puro o el fijador de pigmentos tradicional. Como pueden ver en las siguientes fotos, el pigmentos humedecido tiene una apariencia aceitosa… Esa es la clave…

Si han utilizado pigmentos en la forma tradicional, con thinner, white spirit o fijador de pigmentos, saben que cuando se secan, estos adquieren una textura plana y polvorienta. Esto esta bien, pero no sirve para barro invernal. Al aplicarlos con barnices densos, como Humbrol, Model Master y otros, estos ganan mucho mas volumen y no lo pierden al secarse. Para la tercera etapa, aplique pigmentos en las superficies restantes. Esto lo hice con el resto aun húmedo, así pude jugar espolvoreando la mezcla mas oscura para simular barro mas húmedo o proveniente de una zona distinta… Adivinaron: ¡variación tonal!

Luego de unas horas el barniz se seca y los pigmentos quedan opacos (¿Obvio?). No quise usar barniz brillante porque la teoría dice que al mezclar polvo con barniz brillante, este se opaca (aunque puedo estar equivocado).

La tercera etapa es opcional en caso de querer imitar barro húmedo. Para esto, apliqué barniz brillante con aerógrafo. Esto lo hice en forma mas o menos irregular para simular partes mas o menos secas. Acá, utilicen su creatividad al máximo. También pueden retocar los pigmentos espolvoreando mas mientras el barniz brillante se seca (ya saben a lo que me refiero…).

Y finalmente, churretones. Estos pueden hacerse con los mismos pigmentos o con pinturas. Yo opté por lo segundo, aplicando una serie de colores de Ammo Mig y MMP con pinceles gruesos y brochetas para esparcir gotas de pinturas donde se esperaría que salte barro en un vehículo en movimiento.

Para el resultado final los invito a hacer click acá. Como pueden ver, simular barro es mucho mas sencillo que lo que parece. Algunos materiales básicos y creatividad.

Advertisements