Los museos, ferias y exposiciones son por lo general las únicas posibilidades que un maquetista promedio tiene para estar cerca de las maquinas que busca representar en sus maquetas (notable excepción son los que han operado las maquinas o los que tienen contactos en las medianas y altas esferas y pueden acceder a bases militares, fabricas o ejercicios). Aunque las instancias para el resto de los mortales son limitadas y no necesariamente obedecen a la realidad operativa, hay muchas lecciones que podemos aprender y aplicar a nuestro procesos de armado y pintura.

Recientemente tuve la oportunidad de visitar el museo de la Real Fuerza Aerea en Colingdale, Londres y revisando las fotos, encontré varios que quería compartir con ustedes. Sin embargo, fotos de referencia de los aviones expuestos son relativamente sencillas de encontrar en internet o en publicaciones impresas, por lo que preferí escribir algunas conclusiones no concluyentes que es posible extraer de la evidencia fotográfica disponible. Estas conclusiones no son concluyentes ya que obedecen a condiciones de museo extremadamente especificas y que quizás no se replican en la vida operativa. A pesar de esto, conforman una de las realidades que es posible representar en nuestras maquetas, y que validando con fotografías operativas, pueden proveer invaluable información para pintar y ensuciar.

Antes de comenzar, en caso de tener un museo o exposición en sus cercanías, los invito a visitarlo y fijarse críticamente en algunos detalles. Es notable la forma (muchas veces errónea) en que buscamos representar la realidad.

No todos los metalizados son iguales: Aluminio, acero, titanio,… cromado, pulido,… desgastado, opaco, brillante, pintado… sucio o limpio,… frio o caliente. Todos los metales reaccionan distinto a las condiciones operativas, por lo que no existe un único color para representar metal ‘genérico’. En otros casos, tela o madera eran simplemente pintados en color plata. La segunda reflexión es ‘no todo el metal brilla’. Los fabricantes de pinturas ofrecen cada vez mas extensos catálogos con colores muy sofisticados y terminaciones súper pulidas y brillantes. En algunos aviones esto va muy bien, pero en otras condiciones no.

¿Opaco, satín o brillante? Muchos asumen con naturalidad que los aviones militares se pintan con camuflajes opacos, sin embargo esto depende de muchos factores. El primero es si en realidad fue pintado brillante o no. En las fotos muestro tres Spitfires de distintas épocas y preservados en distintas condiciones. Mientras el que se encuentra afuera del museo es claramente opaco (expuesto a la lluvia, sol y viento), los otros dos están en el interior. Uno es brillante y el otro satinado. ¿La diferencia? El periodo en acción y el cambio en las pinturas inglesas que llevaron a decidir pintar los aviones ingleses de postguerra en camuflaje brillante. De la misma forma, todos los aviones en las fotografías se ven en distintos grados de satinado. En algunos casos, acabado mate es suficiente, en otros posiblemente sea mas realista usar satinado. De nuevo, a verificar mas referencias y usarlas inteligentemente.

La ‘fragilidad’ de los aviones. Quizás suene un poco exagerado, pero las superficies de los aviones, especialmente lo mas antiguos o usados, no son 100% lisas. Fatiga de materiales, cambios de temperaturas y acabados a martillo tienen efectos sobre los materiales que son imperceptibles a escala (especialmente las mas pequeñas). Quizás las técnicas de luces y sombra se podrían enfocar mas en esto y menos en técnicas de maquillaje…

El panelado no esta muerto, pero tampoco anda de parranda. Una de las técnicas que recientemente ha sido cuestionada por muchos es el panelado (pintura oscura para remarcar separación entre paneles). Este efecto es posible apreciar en ALGUNOS paneles de ALGUNOS aviones. No todos y no siempre. Y por favor eviten usar color negro puro ya que es muy oscuro y la maqueta parece sacada de una caricatura y no de la realidad. También, es mejor ser selectivo y dar preferencia a compuertas y piezas móviles.

A propósito del panelado ¿Han notado la moda de panelar acabados negros con pintura gris clara o blanca? Yo note variación tonal de tonos negros y grises oscuros, pero las sombras siempre son colores oscuros y no claros. Un ejercicio simple: En un día soleado, párense en la calle con ropa negra. Los sobre relieves de la tela se ven claros, mientras que entre los pliegues, las sombras son negras (o muy oscuras).

‘Con mi aerógrafo pintare todos los bordes de camuflajes difumados’. ¡No! En muchos casos los camuflajes tienen bordes duros y en otros los difumados son tan sutiles que la forma mas realista de representarlos es con patafix, bluetac, panzer putty, papel o lo que sea que usen. El difumado también debe representar la escala.

El presombreado ‘clásico’ aun existe. Esta es otra de las técnicas que recientemente ha sido objeto de criticas. Con presombreado ‘clásico’ me refiero a trazar líneas negras con aerógrafo sobre las líneas de los paneles. Aplíquese con precaución y en áreas especificas.

Cuidado con las piezas de museo, pueden no ser 100% reales. Las maquinas restauradas no siempre pueden acceder a repuestos originales de la época o las técnicas de construcción están extintas. Colores también pueden parecer muy diferentes a lo que esperaríamos.

¿Primera guerra, ultima frontera? Aviones de la primera guerra mundial (o biplanos en su mayoría) parecen ser tabú para maquetista en aviación. En lo personal no me interesan, pero al verlos en persona es posible notar que dentro de su fragilidad son piezas extremadamente complejas de representar. Cables, madera, metales y telas se mezclan para crear una enclenque maquina voladora. Muchas posibilidades y retos para el maquetista interesado…

De nuevo y para cerrar: Siempre es posible encontrar ejemplos para defender o criticar el uso de una técnica. Lo que acá muestro pretende defender el uso de referencias que disponemos y aplicarlas para mejorar en nuestro pasatiempo. El museo no es necesariamente una referencia perfecta de las maquinas durante su etapa activa, así que deben usarse con precaución y siempre considerando un contexto mas amplio. Y no, no visité Hannants en esta oportunidad…

Advertisements