(Fotografías cortesia de Cristopher Holcomb)

Cuéntanos un poco acerca de la historia de Atelier la Ferme ¿Quiénes son, cuándo se fundó y donde están ubicados geográficamente?

Javier Beroiza (JB): Atelier la Ferme comenzó en el año 1995, cuando un grupo de amigos que pintaban figuras napoleónicas (Claudio Fernandez, Juan Antonio Santis, Claudio Moya, Jorge Sepulveda, Enzo Diaz y Mauricio Martínez) comenzaron a juntarse en la casa de uno de ellos. En el año 2000 se pudo cambiar la sede, la cual se mantiene hasta la fecha en el Colegio Sagrados Corazones de Alameda (Santiago, Chile).

¿Que significa su nombre?

Benjamín Wainer (BW): Literalmente quiere decir “Taller La Granja”. Esto se debe a que la casa que funcionó como lugar para las reuniones se encontraba en la comuna de La Granja, y dado que comenzaron con figuras napoleónicas, se decidió adoptar un nombre en francés. Y así fue como nació el nombre de la agrupación.

Hace bastante tiempo que hay en Chile varios grupos de maquetismo ¿Crees que hoy es posible hablar de una comunidad establecida en el maquetismo chileno o aún estamos lejos de eso?

BW: Creo que comunidades establecidas ya hay hace mucho tiempo, y se puede ver en casos como Atelier la Ferme o IPMS Chile, entre otras. Ahora, si hablamos de los maquetistas como si fueran una sola comunidad, ahí puede que no, pero no sé si eso sea algo malo, pues quienes estamos en el hobby no somos una entidad monolítica. Por eso hay grupos con muchos enfoques distintos, sea en cuanto a actividades, regionales, tipo de maquetismo en el que están interesados (últimamente se ven varios grupos dedicados a la ciencia ficción, por ejemplo), o incluso los grupos online que son una excelente oportunidad para participar para quienes por distintas razones no pueden hacerlo constantemente en grupos presenciales.

Cuando pienso en esto se me viene a la cabeza mi experiencia como expatriado cuando estudiaba mi máster. Recién llegado a un país extranjero uno se junta con todos los demás expats, porque son gente en una situación similar, pero después de un tiempo es normal que uno empiece a juntarse más con aquellos que uno tiene más intereses en común. Por lo tanto al final no hay una comunidad expatriada monolítica, sino distintos grupos con distintos intereses, hobbies, etc. Para mi es algo similar lo que pasa con la comunidad maquetista (o de cualquier otro hobby), y no me parece algo necesariamente malo, mientras esté la oportunidad de interactuar con otros grupos en concursos, exhibiciones, u otro tipo de actividades.

Desde tu mirada como maquetista y desde el Atelier ¿Crees que el maquetismo en Chile ha evolucionado positivamente?

JB: Desde mi mirada individual, creo que el maquetismo en Chile ha evolucionado gracias a las redes sociales y a la tecnología, dado que esto permite mayor acceso a información, técnicas, fotografías y productos, que antiguamente eran de mucho más difícil acceso.

Además en la actualidad contamos con varios grupos en las redes sociales, los cuales comparten sus trabajos y técnicas con todos y son un aporte a la evolución del maquetismo en Chile, sin duda alguna.

Ahora desde Atelier la Ferme, nosotros como agrupación intentamos aportar en nuestra medida a la evolución del maquetismo a través de actividades presenciales todos los sábados, con talleres, cursos, concursos y charlas entre otras cosas, tratamos de siempre poder de difundir el maquetismo en chile y aportar nuestro grano de arena a este hermoso hobby.

Con temor a equivocarme, creo que Atelier la Ferme es uno de los clubes chilenos más antiguos ¿Cuál es el rol que el club despeña en el maquetismo chileno?

JB: Efectivamente Atelier la Ferme es una de las agrupaciones de maquetismo más antiguas en Chile, con más de 20 años de funcionamiento. Nuestro rol siempre lo hemos visto desde la difusión del hobby, poder enseñar desde lo básico y compartir los conocimientos y técnicas de nuestros miembros a través de las reuniones en los días sábados. Pero siempre recordamos que ante todo somos un grupo de amigos entorno a un hobby que disfrutamos.

¿Dónde y con qué frecuencia el club se reúne?

BW: Salvo excepciones, como por ejemplo la época de vacaciones o feriados, nos juntamos todos los sábados en el colegio Sagrados Corazones de Alameda, donde nos han acogido por 15 años.

Según entiendo, el Atelier ha organizado históricamente una gran cantidad de exposiciones y concursos en Santiago. Cuéntanos cuál es la primera que recuerdas. ¿Alguna de ellas recuerdas con especial afecto?

JB: Con especial afecto recuerdo el primer concurso interno en años que realizó Atelier el año 2015, ya que fue mi primer concurso presencial al que asistí, maravillado por las técnicas de mis compañeros y el nivel de detalles en las maquetas presentadas, lo recuerdo con mucho afecto y con admiración, me sirvió mucho como motivación para seguir y mejorar.

BW: Quizás no somos los más indicados para hablar de las actividades históricas, ya que nosotros no llevamos más de un par de años en la organización. Pero personalmente estoy muy orgulloso de la exhibición que hicimos el año pasado en el Museo Histórico Militar. Requirió un gran esfuerzo y organización, pero una vez que empezó a tomar forma uno se animaba a dar aún más, y creo que se puede considerar que fue un éxito, tanto por la calidad de la exhibición como por las visitas.

¿Cuáles son los retos al organizar una exposición de maquetismo?

BW: Hay varios retos distintos, pero creo que el principal es conseguir un lugar donde hacerla. No sólo basta el interés de la agrupación en realizar la exhibición, pero además tienen que estar interesados nuestros anfitriones, que el lugar reúna las características necesarias (principalmente que tengan vitrinas selladas), etc. Una vez con un lugar para hacerla, hay otros desafíos que van surgiendo, como la logística de vitrinas, cumplir con intereses específicos del anfitrión, etc., pero nada que sea insuperable. En mi experiencia, uno esperaría que el mayor reto fuera reunir suficiente material como para una exposición, pero dado que en Santiago uno siempre está en contacto con otros grupos y maquetistas individuales, esto es más sencillo de lo que parece, ya que hay muchos que quieren ayudar en proyectos de este tipo.

¿Tienen planes como club para visitar eventos en otras ciudades de Chile o Latinoamérica?

JB: Como agrupación siempre recibimos invitaciones de otros clubes de Chile en participar en sus actividades, agradecemos estas instancias de retroalimentación, y en medida de lo posible tratamos de participar o aportar dentro de nuestra medida, en temas internacionales aún no hemos planteado la necesidad u el objetivo de salir a actividades al extranjero, en un futuro porque no.

Recientemente han expresado su renovado interés en organizar un concurso de maquetismo. Cuéntanos de qué se trata y a quienes está dirigido

JB: Este último año como Atelier la Ferme, hemos tenido la intención de fomentar e incentivar la participación en los concursos, que es un aporte en varios sentidos.

La primera instancia de concurso son los internos, solo para miembros de Atelier la Ferme, estos son 3 al año y tienen varios propósitos, generar material para exposiciones, fomentar la participación y la colaboración al interior del taller, y variar el material disponible. y este año ya retomamos la organización del concurso externo, este va dirigido a todas las personas que quieran participar, es un concurso por categorías y está pensado para fines de Agosto, el objetivo de este concurso es poder estrechar lazos con distintos maquetistas, generando una bella instancia de camaradería .

¿Qué tipo de concurso les gustaría organizar?

JB: Hemos estado dando la vuelta a una idea, de poder realizar un concurso “No militar” enfocar el tema en civiles, barcos no militares y SCI FI, no bélico. nos gustaría probar esta idea con un concurso interno a fin de año. y si resulta masificar esta idea.

BW: Exactamente, y en parte es porque la mayoría de los miembros arma material bélico, pero hay un interés en probar otros tipos de maquetismo. Y un concurso de temas no militares puede servir como el empujón que algunos necesitamos para salir de nuestras zonas de confort.

En el último par de años se ha visto un renovado interés en los maquetistas chilenos por participar en concursos ¿A que crees se debe esto?

JB: Es una forma que se ha vuelto atractiva, ya que no solo debes preparar un modelo, ya que además el concurso es una instancia de camaradería y de poder juntarse con miembros de distintos grupos y charlar, compartir entorno del hobby, por este motivo es que los concurso han alcanzado una importancia relevante en la evolución del maquetismo.

Uno de los temas que más ha dado qué hablar en el blog se refiere al envejecimiento del maquetismo. ¿Crees que el maquetismo está envejeciendo?

BW: En mi opinión, sí y no. Ya no se ven tantos niños que estén interesados en el hobby, y en la misma industria se ve que las maquetas están cada vez más pensadas en maquetistas de experiencia, lo que reflejaría el cambio en lo que es el “maquetista promedio”, si tal cosa existe. Pero a la vez se ve mucho interés en partir en aquellos que todavía son universitarios y han tenido un interés relacionado, sea en la historia, ciencia ficción, etc. Y marcas como Airfix han aprovechado el vacío que ha generado la complejización de otras marcas, combinando sencillez de armado con buenos detalles y precios, lo que indicaría que es un segmento con potencial de crecer.

¿Realizan o tienen planeado realizar actividades orientadas a los nuevos maquetistas o para los que quieran iniciarse en el pasatiempo?

JB: Bueno, siempre estamos pensando en los nuevos maquetistas o aquellos que ya llevan un tiempo en el hobby y se propónen abordarlo de manera más seria , es por ello que hemos realizado ya dos cursos abiertos (de armado de carros militares puntualmente) que han sido sumamente exitosos ya sea por la gente nueva que mostro interés asi como los resultados obtenidos.

Crees que hoy los nuevos grupos virtuales tienen el mismo nivel de seriedad y validación que los grupos más tradicionales con reuniones presenciales?

BW: Personalmente creo que la validez de un grupo no depende de si es virtual o presencial, sino de si se organizan con seriedad y en forma eficiente. Es más, diría que los grupos virtuales ni siquiera son algo nuevo, con grupos en internet como Track-Link, que en enero cumplió 20 años. Como yo lo veo, estos dos tipos de grupos no se reemplazan sino que se complementan, considerando que gracias al internet en los grupos virtuales hay un acceso a información y gente dispuesta a ayudar que uno no se podría haber imaginado antes, pero los grupos presenciales dan la oportunidad de socializar más y generar amistades con personas con un interés en común, como ha sido en mi caso personal.

Si deseas, puedes escribir algunas palabras a los lectores del blog

JB: primero agradecer a Adrián Leguina por su interés en el Modelismo, al aporte del Blog para todos y a tu interés de poder realizar esta entrevista.

Las palabras finales son para aquellos que siempre han tenido el interés de aprender y por diversos motivos no han podido, a que se atrevan, este es un llamado de motivación a seguir cultivando, aprendiendo y fomentando este Hobby que tantas satisfacciones nos entrega, además de las amistades y lazos que se generan. hace un tiempo hemos visto que el hobby está más vivo que nunca, porque existe interés de seguir y seguir en pos de una evolución positiva de nuestro hermoso hobby.

Solo me queda realizar una invitación cordial a todos aquellos que lo deseen, sepan o no sepan nada sobre maquetas a que nos visiten los días sábados en el colegio Sagrados Corazones de Alameda (gimnasio, tercer piso).

Advertisements