Continuando el trabajo con el AMX-10, la maqueta tuvo la suerte (¿?) de convertirse en objeto de prueba de las pinturas MMP. Aunque ya había hecho una prueba inicial, y las he usado en algunos proyectos, creo que es momento para hablar con más experiencia respecto a cómo sacarle provecho a las pinturas. Este proceso de pintado también sirve como revisión a los colores OTAN franceses recientemente lanzados por MMP.

Lo primero es lo primero. MMP son pinturas de tipo laca, similares a las Mr Color (o Tamiya), que no es lo mismo a las ‘acrílicas’ base alcohol llamadas Mr Hobby (del mismo fabricante). Por lo tanto, necesitamos el diluyente adecuado. En mi caso yo uso Mr Leveling Thinner de Mr Color en caso de necesitar diluir, o diluyente genérico para laca para limpiar el aerógrafo.

Las pinturas, para su uso en aerógrafo no necesitan dilución. Eso sí es fundamental revolverlas muy bien, ya que se tienden a decantar. Les recomiendo agitar y utilizar un palillo u otra herramienta para revolver. Si no lo hacen adecuadamente, la pintura queda con un acabado irregular y brillante (¿recuerdan cuando las Testors o Pactra cuajaban?). Habiendo dicho esto, estamos listos para comenzar a pintar.

Como buenas pinturas laca, no necesitan imprimante, ya que se fijan al plástico brillante y liso sin ningún problema. Sin embargo, a mí me gusta unificar colores antes de presombrear, por lo que aplico una capa de imprimante Tamiya Fine Surfacer gris antes de comenzar. Para el AMX-10 me decidí a hacer unas sombras y luces genéricas. El vehículo tiene muchas superficies planas y el ensuciado será profundo (¡atentos a la próxima entrega!). Como ya dije anteriormente las pinturas no necesitan ser diluidas antes de ser usadas, por lo que una vez bien revuelto su contenido, cargamos el aerógrafo y vamos por las sombras en gris alemán y negro. La presión de aire tiene que ser baja, aproximadamente 10psi. Con esto se logran buenas líneas delgadas. El control depende de la mano… Luego de las sombras, se agregan luces que también sirven para corregir excesos de sombra. Simplemente apliqué color blanco en las zonas que quiero resaltar. Hasta acá, todo bien.

El camuflaje OTAN Francés, protagonista de esta revisión, tiene algunas peculiaridades. Algunas de estas ya las comenté durante el proceso de pintado del Panhard VLB. Sin embargo, a estas tenemos que añadir el detalles del verde base. Basado en fotos del vehículo real en distintas condiciones, es posible notar que hay gran variedad: Desde un tono muy oscuro (acá y acá), un poco más claro (acá y acá), y en algunos caso pareciera que es bastante más claro y chillón (acá, acá y especialmente acá). Claro que esto no es un análisis científico y todas las fotografían han sido tomadas en distintas condiciones. Lo que me interesa notar es que desde distintos puntos de vista el color parece distinto.

El primer color aplicado es por supuesto el verde. El color de MMP es bastante claro y algunos dirían que está equivocado. Desde mi punto de vista, el color está un poco claro, sin embargo tiene la tonalidad adecuada. Eso deja un margen para jugar con efectos de ensuciado. De hecho, en la próxima entrega les mostraré como se altera debido a los efectos. El color fue aplicado en las zonas inferiores y entre las placas de blindaje adicionales. También las manchas del primer color fueron dibujadas a mano alzada. La razón para esto es que no quería borrar el presombreado pintando todo en verde y después aplicando un segundo y tercer color encima.

¿Cómo sacarle el máximo partido a las pinturas MMP? Lo primero es recordar que están diluidas para aerógrafo. Y les aseguro que no es necesario agregar ni una gota extra. Lo segundo, tal como lo dije anteriormente es la presión de aire. Aunque estén pintando superficies grandes, resulta más cómodo hacerlo a presión muy baja (aproximadamente 10-12psi). En estas condiciones, pintura diluida y presión baja, hay que pintar paso a paso y no pulverizarlo todo de una vez. Al ser lacas, MMP se secan muy rápido, por lo que si pulverizan todo desde muy lejos y con mucha presión, la pintura se seca antes de tocar el plástico y la terminación adquiere una leve textura. El hecho que estén bien diluidas significa que hay que aplicar varias capas delgadas para cubrir, minimizando el riesgo de tapar el presombreado.

Luego de unos minutos, es posible continuar con los otros dos colores del camuflaje: café y negro. Estos colores no presentan problemas al ser aplicados de la misma manera. Baja presión, trazos muy finos y cerca de la maqueta para delinear,  luego ampliamos el trazo para rellenar el interior de la mancha de camuflaje. En caso que no hayan quedado contentos con el difuminado de las manchas, pueden retocar los bordes con pintura diluida (en este casi si se recomienda diluir).

IMG_6728

Finalmente, algunos desconchones, rayones de pinturas y detallitos menores fueron hechos con acrílicos Vallejo y MMP (mismo procedimiento ya descrito anteriormente), y un lavado suave con café oscuro Vallejo terminan de fundir los colores base. Los últimos detalles fueron pintados a pincel, y ya estamos listos para el ensuciado.

Eso es el proceso de pintado del AMX-10 SEPAR, enfocado en el uso adecuado de las pinturas MMP. Muy pronto se viene el ensuciado, así que sigan atentos a las novedades en el blog y no se olviden de seguirnos en la nueva página de Facebook.

Advertisements