Este quizás sea uno de los temas más triviales del que me ha tocado escribir. O al menos eso era lo que pensaba. Una interesante discusión en Facebook, motivada por la publicación de la foto que adorna esta columna me ha hecho cuestionarme el tema de las cajas en el modelismo.

Para comenzar, creo que tengo que necesito clarificar el concepto de ‘caja’. En esta oportunidad no me refiero a un kit desarmado, sino que a (literalmente) la caja de cartón que envuelve las piezas plásticas. En lo personal, mi relación con las cajas es al menos conflictiva. Cuando comencé en el hobby, guardaba todas las cajas. Pero en la medida que la colección crecía, también crecía la cantidad cajas acumuladas. La solución más obvia, recortar los boxarts y guardarlos de recuerdo (junto con instrucciones). Algunas de estos dibujos decoraban las paredes de mi habitación y taller. Sin embargo, cada vez más caratulas se acumulaban, llegando al extremo de necesitar una caja para guardar restos de cajas. Creo haber llegado al punto de negarme a comprar kits cuyas cajas se encontraban dañadas o descoloradas. Este es el momento cuando oficialmente me convertí en un coleccionista de cajas.

Ese es el momento cuando la realidad me pegó una cachetada. Cambio de casa y la deshacerse de cajas y de los restos de cajas sepultados dentro de una caja. Muchas maquetas se fueron a la venta y otras se guardaron en contenedores plásticos donde era posible ahorrar espacio. ¿Las cajas? Inútiles.

bad_boxart
Kill me please

Reconozco que las cajas tienen indudable valor a la hora de intercambiar (comprar vender, cambalache), ya que ayudan a conservar el valor del kit (además de preservar las piezas). También reconozco que hay cajas con ilustraciones preciosas realizadas por artistas reconocidos. Y si, también algunos asignan valor sentimental a las cajas y sus dibujos. Todo esto está muy bien para los que gusten de estas prácticas. Sin embargo, el modelismo que yo hago se trata de armar y pintar modelos, no de coleccionar caratulas de kits. De nuevo, a tono personal y sin cuestionar lo que otros hacen, los problemas de acumular restos de cajas son:

  1. Desde mi punto de vista, la caja es una forma de almacenar un kit. Como tal, se daña, descolora, achurrasca, ensucia con pegamento y pintura. Un boxart en estas condiciones pierde su valor y no estoy dispuesto a tener que ser cuidadoso con un trozo de cartón.
  2. Aunque aprecio la calidad de la ilustración de un kit y me gustan los kits con buenas ilustraciones de cajas, no compraría un kit exclusivamente por su caja. Para eso, compro una ilustración impresa con esos fines.
  3. De nuevo cito mi problema de espacio. Si me limito a comprar cajas para evitar acumular kits sin armar ¿Por qué acumular cartón? Las paredes tienen espacio finito, así que no podría pegarlos todos. Prefiero usar ese espacio en un kit más.
  4. Desde el punto de vista estético, no me interesa pegar dibujos de aviones o tanques en las paredes. Más aún si estos vienen de cajas dañadas (punto 1). Si es que me decido a hacerlo, lo voy a hacer con una ilustración de buena calidad realizada por un artista reconocido. O prefiero atesorar ilustraciones en un libro. Aparte, no creo que a mi esposa le guste la idea de decorar mi área de trabajo como tienda de modelismo (en su defensa, a mí tampoco).

Posiblemente este es uno de los temas que generan reacciones diversas, así que no espero que estén de acuerdo conmigo. Como siempre, quedan todos invitados a compartir sus opiniones.

Advertisements