Creo que todos tenemos alguna forma de modelismo o modelo en particular que nunca hemos podido dominar o que queremos probar pero por una u otro razón no se dan las cosas. En mi caso, esto ha ocurrido con los autos a escala. Los que me conocen saben que soy un apasionado de la Formula 1 y el automovilismo en general. Esto es herencia de mi papá y aun disfrutamos conversando del deporte, una de aquellas cosas que nos conectan desde que puedo recordar. Lo mío nunca fue el futbol ni ningún deporte que implique golpear pelotas. Lo que me interesan son las ruedas. Mi segundo deporte favorito es ciclismo en ruta. Nunca me interesó seguir un equipo de futbol ni menos jugar al futbol. Mi pasión es la escudería Ferrari, donde sea que compita. O Nissan en el turismo japonés. O Andretti en Indycar y Ganassi en Daytona.

Al mismo tiempo, he desarrollado el modelismo casi netamente en su forma militar. Nada de dioramas o soldados, solo reproducir maquinas en su estado operativo. Aunque me interesa la historia, no puedo decir que sienta lo mismo por las fuerzas armadas y los conflictos geopolíticos. Entonces ¿Por qué razón es que nunca he hecho un auto como corresponde?

He intentado armar autos en un par de ocasiones, resultando en tremendos fiascos. Experiencias nada placenteras en la pintura y ensamblado (para que hablar de las calcas) causaron un trauma que ha durado (literalmente) décadas.

Hoy, a punto de terminar mas o menos satisfactoriamente el primer auto, es que me doy cuenta de las razones y puedo reflexionar sobre como estas mismas cosas nos limitan a mejorar en cualquier otra forma de modelismo. Esto no es una guía ni cubre todos los aspectos a considerar, solo los que mas me han llamado la atención.

  • Aunque los modelos plásticos en las escalas tradicionales tienen en promedio menos piezas que los modelos militares en 1/35 y 1/32, es necesario desmontar todo de los arboles y ensamblar en seco. Como la mayoría de las piezas deben pintarse antes de pegar, debemos asegurarnos de que calzan bien.
  • Pintar todo (o casi todo) antes de ensamblar obliga a tener mucho mas cuidado con la limpieza al manipular y pegar las piezas. Acá no existe la excusa del ensuciado para cubrir errores.
  • Presombreado, black basing o cualquier otra técnica son nada en comparación con lograr un acabado brillante espejo.

  • Hablando de eso, un acabado brillante espejo no es algo que se logre aplicando uno o dos productos. Es un proceso completo que implica la preparación de las piezas, limpieza, lijado, imprimado, color base, barnices, pulido. Si alguna de estas etapas falla, el error se arrastra.
  • De nuevo ¿Mencioné la limpieza? Es increíble el nivel de suciedad de la mesa al aplicar productos de ensuciado (obvio), pero mas aun todo lo que contaminan a su alrededor.
  • Las calcas son mas sencillas de aplicar sobre bases brillantes, pero por su tamaño son mas difíciles de manipular. Además se debe evitar cualquier rastro de silvering o burbujas. De nuevo, no hay ensuciado para camuflar errores.
  • Como modelista militar, estoy acostumbrado a encontrar casi cualquier modelo que quiero armar. ¿Tiger I? Cincuenta versiones disponibles ¿Force India Formula 1 2017? Nada… Y así con miles de autos y sus complicaciones con licencias. Acá estamos hablando de una disciplina donde hay que pelear por los kits.
  • A eso agréguenle la dificultad de los kits multimedia… Quizás mas adelante!

Como punto final, solo quiero agregar el inmenso respeto que tengo por los verdaderos expertos en el modelismo de autos. Aunque no sean tan populares como los gurúes en temas militares, sus capacidades y resultados los ubican fácilmente entre los mejores del rubro.

Si les interesa saber como me va en esta nueva aventura, los invito a seguirme en Facebook. Allí estoy documentando el paso a paso y publicando avances periódicamente: